BIOMAGNETISMO: EL FENÓMENO TUMORAL

0
138
BIOMAGNETISMO: EL FENÓMENO TUMORAL
El paradigma Oncológico que propone el Biomagnetismo médico difiere del de la medicina alopática, puesto que si bien acepta la multifactorialidad del evento tumoral enfatiza el rol simbiótico de los microorganismos intracorporales para generar tumores y del pH del biotopo celular/tisular. Lo anterior tiene implicancias en las estrategias preventivas y recuperativas contra el cáncer para el medico alternativo/complementario.

En efecto, la célula debe mantener un pH estricto de 7 en su citoplasma y además en su entorno próximo, a lo que  se denomina como Nivel Energético Normal.

Sin embargo debe existir un rango de acidez y alcalinidad en donde se lleven a cabo todos los procesos metabólicos de su entropía orgánica y ese limite no excede las 3 decimas hacia uno y otro extremo de la escala logarítmica del pH.

Ahora bien cuando un virus ingresa al organismo y logra establecerse en una célula afín a su ADN que le permite su reproducción codificada, se forma un “par biomagnetico” que exige la presencia de cargas opuestas a su virón que es positiva con otra carga negativa constituida por radicales OH- ; Radicales libres y/o bacterias.

Virus patógeno = virión (+) mas capside (-)

Teóricamente los dos elementos formarían el Par Biomagnetico dentro de la misma célula, pero esta es selectiva y solo permite el ingreso del ADN con el que se identifica y rechaza, o por lo menos impide, el ingreso de la mucoproteina, la cual queda adherida a la membrana celular; de tal forma que el par biomagnetico no se establece dentro de la célula huésped sino en otra célula de otro órgano que le hace “resonancia biomagnetica”.

La distorsión de la célula hacia la acidez se ve compensada en otra célula de otro órgano, que puede ser simétrico o no al organismo que lo soporta.

La clasificación de la medicina tradicional del fenómeno tumoral obedece a la sintomatología, la topografía o la morfología del tumor pero no a su etiología.

 

El tratamiento es sintomático y produce generalmente iatrogenia irreversible.

 

Ningún virus, ninguna bacteria, ningún hongo, ningún parasito, ninguna toxina, ningún irritante puede producir por si mismos y en forma aislada,  fenómenos tumorales y menos aún cáncer, ésta es una  de entre varias diferencias de concepto entre el paradigma médico alopático en relación al cáncer y el paradigma patogénico Biomagnético.

               Fuente Goiz Isaac. “El Fenómeno Tumoral”

Pero Goiz se encarga de precisar que estos microorganismos no actúan solo sino en ASOCIACIÓN:

El descubrimiento de la interrelación virus-bacteria, fue la primera consideración de orden vibracional y energético que entendí y consideré como principal generador y estabilizador del fenómeno tumoral y, por su puesto, de la simbiosis virus-bacteria”.

                                                                                      Isaac Goiz

 

Los fenómenos tumorales requieren de microorganismos patógenos para su génesis, estabilidad, ubicación y crecimiento.

La tésis de que el factor infeccioso se asocia a los tumores y/o cancer no es nueva, ya en los años 50′Royal Rife implantó un tumor de cáncer de seno humano en una rata y el tumor empezó a crecer. Entonces extirpó el tumor y lo implantó en otra rata, Creció igualmente. Él continuó esta transferencia 100 veces. Su habilidad para transferir el cáncer de seno de una animal a otro apoya desde entonces la idea que el cáncer es básicamente una enfermedad infecciosa.

“El aporte del Biomagnetismo Médico a la Oncología es haber ubicado cuáles son las combinaciones de microorganismos capaces de crear diversas manifestaciones de fenómenos tumorales, haber conseguido mapear la topografía en la cual suelen asentarse los microorganismos patógenos en el cuerpo humano, y enfatizar el concepto de simbiosis en la patogénesis de los tumores”.

 

“Para el biomagnetismo todos los fenómenos tumorales,  no dependen de la herencia, menos aun de genética, toda vez que son microorganismos patógenos los encargados de su génesis, metabolismo, estabilidad, ubicación, crecimiento y malignidad”.

Las metástasis son manifestaciones de microorganismos patógenos anaerobios, en especial de la Pseudomona aureoginosa y de los clostrydiums.

El limite de la neoplasia benigna de la maligna depende de la presencia del Mycobacterium leprae*.

Las necrosis finales de los fenómenos tumorales dependen de la presencia de parásitos.

El reologismo tisular, sanguíneo linfático y humoral es alterado por la presencia tumoral y puede llegar a extremos irreversibles.

Los radicales libres solo actúan en contra de la célula cuando se introduce al citoplasma, previa lesión de la membrana celular por virus patógenos.

*A diferencia del Dr. Goiz que postula que la presencia del Micobacterum leprae en el paciente define si un tumor se maligniza o no,  el Dr. Simoncini asocia el cáncer a la presencia de el hongo Cándida Albicans, bajo la mismo paradigma infeccioso que postula el BMM. Simoncini ha curado a decenas de pacientes desahuciados de cáncer. Protocolo de cancer Simoncini

Es un hecho comprobado que la terapéutica contra el cáncer basado en la hipótesis infecciosa está curando en el mundo a miles de pacientes.

CLASIFICACIÓN DEL FENÓMENO TUMORAL (Desde el punto de vista del Biomagnetismo)

Propone 11 estadios.
1. Infiltrado
2. Quiste
3. Absceso
4. Displasias
5. Neoplasias benignas
6. Neoplasias malignas
7. Neoplasias malignas más metástasis
8. Neoplasias malignas mas necrosis
9. Neoplasias malignas mas iatrogenia medico quirúrgica
10. neoplasias malignas incurables
11. Falso Cáncer.

La presencia de virus, bacterias, hongos o parásitos no exige la presencia de fenómenos tumorales, sino de su interacción ordenada, ya que pueden estar los microorganismos patógenos en simbiosis.

El Micobacterium leprae por sí mismo no es sinónimo de presencia de tumor maligno; se encuentre asociado a la malignizaciòn tumoral.

Los microorganismos patógenos son los elementos primarios de la génesis de los tumores y pueden ser excitados o asistidos por factores secundarios como el tabaco, la contaminación, la alimentación, la polución, la raza, la edad, e sexo y todas las demás asociaciones patógenas.

El crecimiento tumoral es un proceso activo y por lo mismo requiere de nutrientes para su crecimiento y evolución, dichos nutrientes los aportan microorganismos patógenos y sus excreciones biológicas.

La dinámica de las asociaciónes microbianas (simbiosis) descritas en éste artículo no pueden apreciarse macroscópicamente, lo que se observa en la interfase de los procesos de malignización de los tumores es laANGIOGÉNESIS, generada por la asociación de patógenos, que materializa el soporte nutricional observable del crecimiento tumoral y metátasis.
  

Angiogenesis (v.o. ingles) por raulespert

Los tumores se manifiestan en el sitio en donde se asocian microorganismos patógenos, no en donde estos se generan de acuerdo al concepto de el Par Biomagnetico.

Los virus patógenos o de ADN que hacen resonancia a las bacterias  no patógenas son los encargados de alterar la permeabilidad de la membrana celular de pH citoplásmico.

Los virus estructurales o de ARN que hacen resonancia con bacterias patógenas, son los encargados de lesionar y alterar la conducta biológica del núcleo celular.

El Biomagnetismo Medico permite el diagnostico etiológico aún en fases asintomáticas de los fenómenos tumorales por lo que no solamente pueden curarse, sino aun prevenirse estas patologías.

El Biomagnetismo Medico puede asociarse a la Alopatia, la Homeopatía, la Neuropatía, la Sofrología, la Reflexología, la Acupuntura, la Medicina Física, la rehabilitación y en realidad con cualquier modalidad terapéutica, en beneficio del paciente.

La punción biopsia ya no se justifica porque el Biomagnetismo Medico puede definir la malignidad de la neoplasia.
Hasta un 60% de los diagnósticos de cáncer por citología son falsos, de acuerdo al concepto de el Par Biomagnetico.

EL CONCEPTO DE SIMBIOSIS Y SU PAPEL EN LA FORMACIÓN DE TUMORES 

Definición de Simbiosis:

Asociación de microorganismos de diferentes especies en donde sacan provecho mutuo los unos de los otros.

De acuerdo con el concepto de el Par Biomagnetico, los virus patógenos hacen resonancia con bacterias no patógenas para su maduración y activación energética. Caso contrario, cuando la bacteria es patógena, el virus es estructural o metabólico.

En el caso de virus patógenos; las capsides o mucoproteinas permiten  su movilidad hasta llegar a la membrana celular en donde se inyecta al citoplasma el virón, dejando adherida a su membrana la capside, con lo que se consiguen dos fenómenos simultáneos:

1.- la alteración de la membrana celular por adhesión de capsides y la reproducción de virones en el interior de la célula con el consecuente:
2.- desequilibrio del pH del  citoplasma con expulsión de iones positivos y absorción de iones negativos, entre los que destacan los iones OH-  y radicales libres que provocan el aumento del volumen  citoplasmático y la alteración de la conducta biológica, así como producción de antígenos específicos.

Así mismo, las mitocondrias son productoras de ADN y duplican la generación de ADN viral y de antígenos específicos, cuya presencia en el citoplasma exigen la expulsión de iones positivos como Sodio (Na +), Potasio(K+), Calcio(Ca+), y Magnesio (Mg++), y la absorción de iones Negativos como radicales libres negativos, OH- , Flúor (F-), Cloro(Cl-) y Bromo(Br-) y otros.

La alteración del citoplasma y de sus estructuras biológicas como las mitocondrias, y la red citoplasmática, condicionada por la presencia patológica de virus de ADN, de toxinas, de Iones negativos y de radicales libres, provoca fundamentalmente diez fenómenos:

1.- Aumento de produccion de antigenos.
2.-Alteracion del pH.
3.-Expulsion de Iones positivos.
4.-Absorcion de Iones Negativos.
5.-Incremento del volumen celular.
6.-Crecimiento anormal de la célula.
7.-Intoxicacion celular.
8.-Incremento metabólico celular.
9.-Presencia anormal de ADN citoplasmático.
10.-Presencia anormal de ARN citoplasmático.

La producción de antígenos es un fenómeno celular normal, solo que, cuando la inducción es aumentada por la presencia exagerada de virus de ADN o genéticos, también las estructuras del citoplasma se ven urgidas a producir mayor cantidad de antígenos, alterando aun más el pH. Citoplasmatico.

Quizás la alteración del pH del citoplasma sea al evento mas significativo de esta fase de alteración celular, porque ello exige el ingreso de mas elementos iónicos al interior de la celula, sobre todo de carga negativa como
Br-, Cl-, I- y por supuesto OH- que llevan a la célula a un estado de extremo de intoxicación y de distensión.

La distensión de la membrana celular la hace aun más permeable permitiendo el ingreso de mayor numero de toxinas, toxoides, radicales libres, de Iones negativos y de otro elemento aun mas toxico: Los virus estructurales o
de ARN.

Cabe recordar que los virus pueden ser:
ADN virus:  patógenos de bajo peso molecular. Hacen resonancia con bacterias no patógenas.

ARN virus: estructurales o metabólicos, de alto paso molecular que hacen resonancia con bacterias patógenas.
Este concepto es muy importante porque explica el fenómeno de crecimiento tumoral, de ubicación  tumoral, y de malignidad tumoral; toda vez que al identificar a la bacteria patógena podemos entender cómo la sobreproducción de  toxinas o de virus estructurales, inciden selectivamente en la célula indiferenciada principalmente o en la célula ya madura o diferenciada pero con su membrana alterada.

La alteración bioquímica del núcleo es una consecuencia lógica de la alteración del citoplasma. 

Así pues se puede resumir en cuatro grandes eventos el punto final de la etiología del fenómeno tumoral;

ALTERACION BIOQUIMICA DEL NUCLEO.

ALTERACION DEL CODIGO GENETICO.


REPRODUCCION ANORMAL CELULAR.


REPRODUCCION ATIPICA DE TEJIDO.

Desde el punto de vista Bioenergetico se define claramente el origen y desarrollo del fenómeno tumoral cuya patología se define de la siguiente manera: 

1.- Virus patógeno  +  Virus patógeno  =  Infiltrado a cavidad potencial.
2.- Virus patógeno  +  Bacteria patógena  u Hongo patógeno =  Quiste o Pólipo.
3.- Bacteria patógena  +  Bacteria patógena  =  Absceso.
4.- Bacteria patógena  +  Bacteria patógena  + Virus patógeno  =  Displasia.
5.- Bacteria patógena  + Bacteria patógena + Bacteria patógena u Hongo patógeno + Virus patógeno = Neoplasia benigna.
6.- Bacteria patógena + Bacteria patógena u Hongo patógeno + Microbacterium leprae + virus patógeno  =  Neoplasia Maligna o Verdadero cáncer.
7.- Bacterias anaerobias asociadas o por si mismas  = Metástasis.
8.- Parasito asociado a la lesión = Necrosis.

Fuente: Dr. Salvador Gutiérrez Rodríguez 

El tipo de micro biomas y la manera como se asocian para sobrevivir y generar tumoración benigna o maligna, es un aspecto que permanece oculto para la “Ciencia Medica” cuyos especialistas aun no se ponen de acuerdo en si un tumor es benigno o maligno, ( porque no saben cual es el factor de malignidad).

Adicionalmente al factor organismo patógeno el BMM conceptúa que

Cada célula en el cuerpo es un transmisor y receptor de la información electromagnética, son éstas diferentes frecuencias electromagnéticas las que preceden y que se corresponden con funciones bioquímicas.

Por ejemplo, las células sanas oscilan a frecuencias más altas que las células no saludables tales como las células cancerosas.

En última instancia la célula cancerosa termina con una frecuencia más baja que una célula normal,  esta frecuencia es el reflejo (y causa) de las reacciones  bioquímicas aberrantes  dentro de la célula.
Dicho de otra manera, las diferencias  bioquímicas  entre las células sanas normales y las células cancerosas corresponden a las diferencias en las propiedades magnetoeléctricas
de cada una.
Las cèlulas normalesç para poder funcionar normalmente necesitan  70 milivoltios (mW) de corriente, cuando la cèlula comienza a perder voltaje comienzan a aparecer  las enfermedades, la cèlula cancerosa tiene un voltaje muy bajo.

Los campos magnéticos corresponden a la actividad biológica. El cambio en el campo magnético significa un cambio en las células, ya sea beneficioso para algunas (células sanas) o perjudicial para otras (células cancerosas).

CONCLUSIONES PRÁCTICAS 

ACCIONES PREVENTIVAS.

La solución es atacar el fenomeno antes de su estabilizacion y reproduccion en el organismo y no tratando los sintomas, esto se logra con la instauración de una dieta alcalina, superación del sedentarismo, utilización de antioxidantes naturales efectivos, suplementos minerales, etc.
De acuerdo a lo anterior y teniendo en mente la formación del fenómeno tumoral se pretende y logra la eliminación de radicales libres entre los que se encuentran estructuras bioquímicas con carga negativa logrando eliminar bacterias, virus, hongos y parásitos.   Todos estos microorganismos son  precursores de enfermedades complejas por asociación morbosa como diabetes, cáncer, enfermedades autoinmunes, etc.

PROCESO CURATIVO

Se produce aplicando el concepto de Par Biomagnetico para equilibrar el  pH celular, eliminando de esta manera el ambiente propicio para la reproducción y permanencia de virus dentro de las células (equilibrando el medio de acidez celular/tisular, reduciendo la hipoxia y el fenómeno inflamatorio subyacente, con ondas magneto-eléctricas) eliminándose de esta manera la causa que origina reproducción celular anormal.

Observese que la estrategia de abordaje terapéutico del BMM en la cura del cancer se compagina con el abordaje de la medicina bioreguladora:

Desde el año 2002, se conoce con exactitud el comportamiento biologíco de las células cancerígenas. Las células en general desarrollan sus actividades en base a tres parámetros: el pH, el consumo de oxígeno y la temperatura. Sabemos que la célula normal tiene un ph ligeramente alcalino, o sea sobre 7.2, consume oxígeno y vive a una temperatura de más menos 37 grados. Por su parte, la célula cancerígena vive en un ambiente ácido, no consume oxígeno y vive a temperatura fría, entre 8 y 10 grados.

Por lo tanto, la estrategia BMM-biológico-terapéutica está enfocada en estas tres características:

1º cambiar la acidez a alcalinidad del tejido u órgano,
2º agregarle oxígeno a las células cancerígena y
3º aumentar la temperatura a 37º o más.

La clave de toda la patogenesis es la acidez, es decir todos los esfuerzos para el tratamiento del cáncer tienen que estar dirigidos a eliminar la acidez, porque ésta es la condición sine qua non que tiene la célula cancerígena de sobrevivir. Es por esta razón que el BMM tiene éxito terapéutico en pacientes con cancer porque adicionalmente de ser un potente antimicrobiano, puede reducir la acidez y equlibrar el pH  en una región u órgano determinado (efecto topológico).

Recordar que los campos magnéticos mejoran la circulación del tejido impactado, con lo cual se incrementa la temperatura y la cantidad de oxigeno a las celulas y tejidos cancerosos.

El énfasis en combatir la acides celular y tisular (contexto físico del fenómeno tumoral)explica que las sesiones de Biomagnetismo sean reforzadas con la ingesta de sustancias alcalinizantes .

El terapeuta biomagnetico debe tener siempre presente que célula cancerígena muta para poder vivir en condiciones de acidez, hipoxia y baja temperatura.

Las consideraciones antes señaladas justifican el hecho de que el BMM cuado se trata de cancer debe potenciarse con otras terapias complementarias, dieta alcalina y con el uso de suplementos minerales que generen oxígeno, disminuyan los radicales libres precursores de la irritación de la membrana celular así como potenciadores naturales del sistema inmune.

ÚLTIMAS INFORMACIONES SOBRE TUMORES

Para tener una idea del nivel en que se están efectuando estos procesos curativos véase el siguiente video, que muestra la configuracion microestructural y dinamica de un tumor.

Las células tumorales son verdes, los macrófagos (células que engullen a las células tumorales) son azules y los  vasos sangineos son rojos.
Fuente: Nature

Hemos sostenido que las poblaciones heterogeneas microbianas generan las diversas manifestaciones del proceso tumoral, queda por investigar si éstas asociaciones microbianas determinan tambien que en un mismo tumor se formen diversas extirpes celulares. Tal como se evidencian en recientes investigaciones sobre la estructura de los tumores heterogeneos.

“Aunque es ampliamente aceptado que la mayoría de los cánceres muestran cierto grado de heterogeneidad intratumoral, estamos lejos de entender la dinámica que opera entre las subpoblaciones dentro de los tumores. Hay cada vez más evidencia de que las células cancerosas se comportan como comunidades, y una atención creciente está siendo dirigida hacia el comportamiento cooperativo de subclones que pueden influir en la progresión de la enfermedad. Como era de esperar, estas interacciones pueden agregar una mayor capa de complejidad a las intervenciones terapéuticas en tumores heterogéneos, lo que a menudo conduce a un mal pronóstico”.

Fuente:
Nature Reviews Cancer. Tumorigenesis: it takes a village  Nature 15,473–483(2015)
disponible en: http://www.nature.com/nrc/journal/v15/n8/full/nrc3971.html#access

Cáncer: Los tumores construyen su nicho
Se desprende de esta investigación que las células tumorales pueden dar lugar a células que no se dividen que forman parte del microambiente de apoyo conocido como el nicho. Estas células de nicho secretan proteínas que impulsan el crecimiento y la progresión del tumor.  Fuente: Nature 10 May 2017

Facebook Comentarios