Informativa

El Covid-19 se cura con CDS. Habla el BioFísico Andreas Kalcker

El Clorito de Sodio, -(NaCLO2)- es una sal mineral simple, utilizada para potabilizar agua. Elimina bacterias, virus, hongos, etc., que infectan alimentos y medio ambiente y enferman al organismo.
En casos el agua potable de la canilla, ha sido potabilizada con Clorito de Sodio. (En algunos Países todavía se utiliza el tóxico Hipoclorito -Cloro activo- para desinfectar el agua corriente).

  • La Sal de mesa tiene 1 ion de Sodio y 1 ion de cloro: NaCL — Cloruro de Sodio
  • Incluyendo 2 iones de Oxígeno: O2 se obtiene NaCLO2 Clorito de Sodio

No es el Clorito de Sodio, -en sí mismo-, el que desinfecta el agua, sino un subproducto de su fórmula: el gas Dióxido de Cloro: CLO2

  • El clorito de sodio (NaClO2) y el hipoclorito sódico o lejía o cloro o lavandina (NaClO) no son lo mismo, ¡y no se deben confundir!

Gas Dióxido de Cloro

Al mezclar en agua un Acido orgánico y Clorito, éste se degrada: pierde el ión de sodio -Na-, y produce gas Dióxido de Cloro, que es el que desinfecta y que, en dosis correctas, es inocuo para el organismo

  • La Sal de mesa tiene 1 ion de Sodio y 1 ion de cloro: NaCL Cloruro de Sodio
  • Incluyendo 2 iones de oxígeno: O2 se obtiene: NaCLO2 Clorito de Sodio
  • Extrayendo el Sodio-Na- del Clorito queda el gas — CLO2 Dióxido de Cloro

Cómo Actua en el cuerpo humano

Desde el punto de vista de la Bioquímica, la forma de desinfección del Dióxido de Cloro es por bloqueo del ciclo de Krebs; esto es, el Dióxido de Cloro mata microorganismos por la interrupción del transporte de nutrientes a través de la membrana celular de los gérmenes patógenos, sin afectar al organismo. Químicamente, se dice que los elimina por “oxidación” ( el oxígeno de la molécula “oxida” o “quema” la membrana de los patógenos). La Física nos habla de “intercambio de electrones”.

El Dióxido de cloro no cura. Es un germicida que desinfecta el organismo, eliminando patógenos. Luego el cuerpo, ya libre de la infección, y con una dieta adecuada, se cura solo de los daños causados. También oxida metales pesados: plomo, mercurio, aluminio, flúor etc., posibilitando que sean eliminados por el organismo.
Es muy eficiente desinfectando medio ambiente y utensilios sin dejar residuos tóxicos. Por lo cual es ideal y óptimo para desinfectar ambientes intrahospitalarios, evitando infecciones de ése origen-

Casi todos los cuerpos extraños y sustancias tóxicas para el organismo son de naturaleza acídica. (comparadas con la alcalinidad de la sangre, de -pH 7.365-). Cuando la molécula de Dióxido de Cloro -que es alcalina- toca los patógenos, -que, en general, son más ácidos-, rompe la membrana de los patógenos, libera el átomo de cloro, y los átomos de oxígeno de la molécula, destruyen –queman-por oxidación los restos de patógenos acídicos. Por lo cual, el Dióxido de cloro es inocuo al organismo. Siendo el Dióxido de Cloro efectivo é inocuo en pequeñas dosis – es conveniente utilizarlo –con precaución- para eliminar infecciones

Entonces el CDS o el MMS son soluciones minerales con una mezcla de Clorito de Sodio (que es un mineral extraído del agua de mar) y un Ácido Activador. La reacción de ambos crea y libera un gas llamado Dióxido de Cloro y debido a esta estructura del ion del Dióxido actúa como un fuerte oxidante eléctrico, arrancando todos los electrones a los patógenos que están por debajo de un pH 7. Los patógenos malignos, que suelen ser anaeróbicos, tienen un pH inferior a 7, esto incluye virus, bacterias, hongos, parásitos, microbios, venenos, metales pesados, células cancerígenas, y sabiendo que nuestras celulas sanas tienen un pH por encima de 7 es por lo que el CDS o el MMS no dañan sus membranas, por el contrario recarga con energía a las mitocondrias de nuestras células y aumenta la conectividad entre las mismas.

El Dióxido de Cloro actúa como municiónes de alto calibre para el sistema inmunológico ayudándole a atacar patógenos que normalmente no podría vencer, esto lo consigue a través de la interrupción de la síntesis proteínica rompiendo la pared celular del patógeno como si fuera la explosión de una granada, el CDS o MMS también crea apoptósis o muerte celular en celulas cancerígenas, además de activar las mitocondrias en celulas sanas, todo un prodigio para la buena salud, por que todos tenemos el derecho a vivir y morir sanos.

Según resultado de numerosos ensayos efectuados, si se realiza un análisis a pocos días de empezar el tratamiento con MS, se observa – en contra de lo esperado-, una baja de hasta un 50% en el conteo de células CD4, mientras que el conteo de virus –de todo tipo- sube hasta 6 o 7 millones, observándose también, simultáneamente, una mejora en el estado del paciente. -La situación confunde…-. De acuerdo a opinion del Dr. C. Shustreder de Instituto de investigación en Suiza, esto es debido a lo siguiente:
“El Dióxido de Cloro del MS entra en las células infectadas, y debido a la presencia del Dióxido, los virus no pueden completar su formación -quedan inmaduros-. El Dióxido causa también la muerte de las células CD4 infectadas. Por eso el conteo de células durante el tratamiento baja hasta un 50%, -las células “desaparecidas” son las células infectadas que eliminó el Dióxido- La incrementada cantidad de virus inmaduros –de cualquier tipo- producidos en las células infectadas -trozos de virus en realidad, y por lo tanto inocuos-, pasan a la sangre al morir las células, y son los que se miden como incremento de virus. Ellos son eliminados paulatinamente por el organismo. Ese es el motivo por el cual el conteo de células CD4 baja, y aumenta el conteo de virus -que son inmaduros-. Eso pasa en mayor proporción al principio del tratamiento. Al avanzar éste, las células CD4 infectadas van siendo eliminadas y reemplazadas por células sanas,(que no pueden ser infectadas por los virus inmaduros).
Con menos células infectadas presentes, la cantidad de virus producidos es menor. Entonces baja el conteo de virus y sube el de células CD4 sanas. Con tiempo suficiente de tratamiento (a veces hasta 4-5 meses), la cantidad de células CD4 se normaliza, y ya no se detecta carga viral en el paciente”.
Este resultado se logra también con retrovirales, excepto que éstos destruyen el sistema defensivo del organismo y dañan irreversiblemente órganos, que pueden llevar a la muerte del paciente (morirá “de quimio”, no de Sida). Hecho que no ocurre con el MMS, CDS, que es inocuo al organismo, y posibilita una efectiva recuperación del paciente.
A pesar de los buenos resultados en muchos casos, y por eso se considera infalible. Pero No lo es. No afecta algunas bacterias, como la microaerofilia o pyocyanea, la mycobacterium bovis y pseudomonas. Estas bacterias son casi alcalinas, por lo que -ante una afección pulmonar- no debemos confiarnos y consultar al médico para controlar la efectividad del tratamiento con MMS.

En Magnetismo y Salud tenemos disponible el CDS.
Puedes solicitarlo al whatsapp 997861582